¿Qué es un Denuncia Falsa?

Nuestro Código Penal en su artículo 456, castiga con penas de seis meses a dos años lo que llamamos “Denuncias falsas”, concretamente dispone que:

“1. Los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, serán sancionados:

1. º Con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de doce a veinticuatro meses, si se imputara un delito grave. 

2. º Con la pena de multa de doce a veinticuatro meses, si se imputara un delito menos grave. 

3. º Con la pena de multa de tres a seis meses, si se imputara un delito leve. 

2. No podrá procederse contra el denunciante o acusador sino tras sentencia firme o auto también firme, de sobreseimiento o archivo del Juez o Tribunal que haya conocido de la infracción imputada. Estos mandarán proceder de oficio contra el denunciante o acusador siempre que de la causa principal resulten indicios bastantes de la falsedad de la imputación, sin perjuicio de que el hecho pueda también perseguirse previa denuncia del ofendido.”

Tanto la Jurisprudencia como la doctrina han señalado que este se trata de un delito pluriofensivo, es decir, que los bienes que aquí se protegen son por un lado el correcto funcionamiento de la Administración de Justicia, que se ve perjudicada al ver en la precisión de llevar a cabo actuaciones procesales penales basada en hecho falsos. Y por otro lado, se protege el honor de la persona a la que se imputan los hechos falsos, que se ve afectado negativamente al aparecer como imputado en una causa penal. 

El artículo anteriormente mencionado, establece ciertos requisitos para poder perseguir un delito de denuncia falsa o acusación falsa, estos son:

  • En primer lugar, la autoridad judicial que conoció o juzgó el ilícito penal falsamente imputado debe de haber dictado una resolución judicial firme de sobreseimiento o archivo. Con esto queremos decir que, el juez una vez que valora la denuncia, declaración y pruebas presentadas por la parte que denuncia, entiende que no hay indicios de haberse cometido el delito denunciado por lo que no se continua con la instrucción o investigación del delito denunciado. 
  • Una vez que el juez que ha llevado el asunto y haya dictado resolución, puede proceder de OFICIO contra el sujeto activo del delito de denuncia falsa, siempre y cuando haya indicios suficientes de que es una denuncia falsa. Esto no quiere decir que la víctima de la denuncia falsa no pueda perseguir este hecho, cumpliendo con los requisitos anteriores de que haya resolución de sobreseimiento o archivo de la denuncia. 

Una cuestión importante a tener en cuenta es que el tipo subjetivo del delito de denuncias falsas es que el autor del mismo tiene que conocer la falsedad de la imputación, es decir, no basta con la falsedad de los hechos que se imputan sino que es preciso que quien haga la imputación tenga la conciencia de que esos hechos no se corresponden con la realidad.

Requisitos ineludibles para que una denuncia sea considerada falsa

Como ya se ha mencionado anteriormente, no es posible de hablar de una denuncia falsa como tal hasta que el juez que recibió dicha denuncia no emita una sentencia o resolución judicial firme que conlleve su archivo o sobreseimiento. Esto es así, porque lo primero de todo es determinar que el hecho denunciado no se cometió o son falsos antes de determinar si hubo intención dolosa por parte del denunciante contra el denunciado. 

¡OJO! Esto no quiere decir que todas las denuncias que se han archivado o sobreseído son falsas, es decir, el sujeto denunciante pudo haber tenido la sensación de que existió un delito o falta penal que denunciar pero que, ante la falta de indicios, la autoridad judicial competente no puede estimar que la infracción fuese cometida realmente. 

Por otra parte, existen otros requisitos para que una denuncia se pueda llegar a considerar falsa más allá de la necesidad de existir sentencia o resolución firme de archivo o sobreseimiento:

  • Los hechos denunciados deben ser concretos y estar dirigidos hacia un sujeto determinado e identificado, es decir, debe aparecer con nombres y apellidos. 
  • Esos hechos denunciados deben constituir una infracción de carácter penal.
  • La imputación de los hechos debe ser manifiestamente falsa. 
  • La denuncia debió ser realizada ante una autoridad con obligación de actuar en respuesta a ella, como puede ser un policía o guardia civil o ante los juzgados.
  • Que exista conciencia del carácter falso de los hechos imputados, es decir, que exista intención delictiva y se actúe con mala fe con el propósito de perjudicar los intereses de otra persona. 

¿Cómo se castiga el delito de Denuncia Falsa?

El delito de Denuncias Falsas tiene establecido una pena que puede ir desde la pena de multa hasta la pena de prisión de hasta dos años, esto va a depender de la gravedad del ilícito que se haya imputado falsamente. 

El artículo 456.1 del CP establece la imposición de las siguientes penas:

  • Con la pena de prisión de 6 meses a 2 años y multa de 12 meses a 24 meses, si se imputara un delito grave.
  • Con la pena de multa de 12 meses a 24 meses, si se imputara un delito menos grave.
  • Con la pena de multa de 3 a 6 meses, si se imputara un delito leve.

La calificación del delito por la presentación de una denuncia falsa dependerá, como ya hemos dicho, de la gravedad de la infracción penal que se denuncia. En este sentido, denunciar a alguien por violación con conocimiento de que se falta a la verdad sería considerado como un delito grave, mientras que hacer lo mismo por injurias y calumnias a través de redes sociales sería un delito leve. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button